Motivos por los que te enamorarás de la zona alta de Barcelona

 Manuel Yais
Publicado en junio 9, 2015 • Sin comentarios

 

paseo sant gervasi barcelona

Enamorarse de la zona alta de Barcelona es sencillo. Basta con darse un paseo por sus callejuelas y plazas para confirmar que esta zona de la ciudad desprende vida en cada esquina. Si los distritos de Sarrià-Sant Gervasi o Les Corts os resultan aún desconocidos, atentos a nuestras diez propuestas para enamorarse de la zona altacalles del barrio de Sarrià

  1. Las firmas de diseño. Conceptos como handame, chic o trendy se han apoderado de nuestros barrios favoritos. Cada vez son más las pequeñas firmas y tiendas de moda independiente que abren sus puertas a este lado de la ciudad. Mushi Mushi, en Bonavista 12; el mundo creativo de Passage, en el 7 de l’Abat Samsó, o la zapatería Ocre Barcelona, en el 79 de Laforja, son algunas de las últimas propuestas.
  2. Los mercados y mercadillos. La zona alta de la ciudad condal se precia no solo de albergar algunos de los mercados de abastos más increíbles de Barcelona, sino el trendy market por excelencia de la capital catalana. Barcelona en las Alturas se ha convertido en un evento alternativo imprescindible para los amantes del diseño y los ambientes festivos diurnos.
  3. Las tiendas de alimentación ecológica. La zona alta de Barcelona brinda un sinfín de posibilidades en este sentido. Temps de Terra (plaza Camp, 52, y Rector Voltà, 1), FreeFood (Sant Vicenç de Sarria, 4) o I Love Food (Muntaner, 476) son tres ejemplos de una lista de establecimientos que no para de crecer. Tiendas alimentación ecológica parte alta de Barcelona
  4. Las terrazas. Este es sin duda uno de los grandes atractivos de la zona. Sentarte en alguna de sus numerosas terrazas y disfrutar de la gastronomía mediterránea y del sol al mismo tiempo, no tiene precio. Vivanda, en el 134 de Major de Sarrià; Acontraluz, en el 19 de Milanesat, o La Balsa, en el 4 de La Infanta Isabel, cuentan con terrazas idóneas para sorprender a tus acompañantes, pero no son los únicos: The Snob, en el 328 de Muntaner, Once Upon a Time, en el 32 de Mandri, y  Bottega Santana, en el 97 de Sarrià, se han hecho un hueco en el corazón de los #foodlovers gracias a menús con mucha personalidad y terrazas acogedoras. Terrazas en Sant Gervasi Galvany Barcelona
  5. Las tapas. Las tapas y el vermut son dos clásicos de la ciudad. Según la Top Tapas Barcelona Guide, en la zona alta hay tres establecimientos que merecen especial atención: Bar Tomás (Major De Sarrià, 49), conocido en toda la ciudad por sus estupendas patatas bravas; Mandri (Mandri, 54), calamares, croquetas y tiras de pechuga de pollo son algunas de las especialidades que no puedes dejar de probar, y Kao Dim Sum (Bisbe Sivilla, 48), un restaurante de tapas chinas que causa furor.
  6. Los miradores. El parque de atracciones del Tibidabo o la infraestructura de telecomunicaciones Torre Collserola ofrecen dos de los enclaves más idóneos para disfrutar de una puesta de sol inolvidable. Si sois amantes de la fotografía, estos dos lugares se convertirán, además, en vuestro sitio preferido de experimentación. inmofinders-barcelona-blog-upandtown-restaurante-bellavista-barcelona
  7. Los museos y las galerías de arte. CosmoCaixa, para la divulgación científica; el museo de los Autómatas del Tibidado, ubicado en un antiguo teatro de 1909; Fundación Foto Colectania o el Espai Cultural Francolí son algunas de las alternativas de ocio más visitadas por quienes buscan remansos culturales en los que perderse.
  8. Los edificios históricos. En este aspecto, la zona alta de Barcelona tiene mucho que ofrecer. Casas singulares de gran belleza y a menudo desconocidas convierten esta parte de la ciudad en un verdadero laberinto de tesoros arquitectónicos. Casa Amatller, Casa Roviralta, castillo de Bellesguard, el colegio de las Teresianas de la calle Ganduxer, centro cultural Casa Orlandai y un largo etcétera forman una lista que los amantes de la edificación descubrirán sorprendidos. Colegio Teresianas Barcelona zona alta
  9. Las pastelerías y cafeterías. Un punto y aparte en Sarriá-Sant Gervasi son sus pastelerías y cafeterías, no aptos para personas con problemas de azúcar o sobrepeso. Si no podéis comer dulces, mejor ni pasar por delante de la puerta, ¡sus escaparates son irresistibles! Sacha, en el 31 de Vallmajor; Baixas, en el 331 de Muntaner; Foix de Sarrià, en Pl. Sarrià, 12-13; Muy Mío, en el 11 de Santaló, son de las más conocidas. Sin embargo, el número de pastelerías y cafeterías en la parte alta es elevado y todas merecen una visita.
  10.  La gente. Y para finalizar, los vecinos. Gente amable, que cree en su barrio y en su      comunidad, apegada a la tradición y, al mismo tiempo, ávida de nuevas tendencias, que lucha día tras día por hacer de la zona alta de Barcelona uno de los sitios más habitables, cómodos y tranquilos de Barcelona.

Manuel Yais 656 335 332

Información patrocinada por Inmofinders especialista en pisos en la zona alta de Barcelona

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *