Casa Roviralta: joya modernista en la avenida del Tibidabo

 Manuel Yais
Publicado en marzo 14, 2015 • Sin comentarios

inmofinders_blog_upandtown_casa_roviralta_barcelona

Unas singulares vidrieras dejan pasar la luz hacia el interior de sus salones, decorados de forma magistral por murales de madera pintados a mano y trencadis, esa técnica ornamental tan propia del modernismo catalán que consistía en elaborar un mosaico a partir de fragmentos cerámicos unidos por argamasa.

La casa Roviralta, que le debe el nombre a su primer inquilino, es una joya del modernismo catalán que no pocos curiosos visitan, algunos de ellos con la única intención de recrearse en sus interiores y peculiar fachada, de amplias zonas lisas y blancas en contraste con el ladrillo visto y la cerámica que remata ventanas, puertas y balcones; otros, además, acuden a este enclave arquitectónico para disfrutar del restaurante “El Asador de Aranda” que actualmente ocupa las instalaciones.

inmofinders_blog_upandtown_casaroviraltaA la casa Roviralta se le conoce también como “el frare blanc” (el fraile blanco), pues se levantó a principios del siglo XX en terrenos de los Dominicos, convirtiéndose en una de las casas más majestuosas de la zona alta de Barcelona, en plena avenida del Tibidabo.

Obra del arquitecto Joan Rubió i Bellver, además de sus vidrieras y techos, llaman la atención otros detalles de ornamentación quizás menos fastuosos como la chimenea, la capilla, un reloj de sol o las antiguas bodegas, perfectamente conservadas.

Si sois amantes de la arquitectura o simplemente del arte de la ornamentación y el buen hacer, esta masía de la zona alta de Barcelona bien merece una visita.

Manuel Yais 656 335 332

Información patrocinada por Inmofinders especialista en pisos en la zona alta de Barcelona

Fuente de las imágenes: dktripplanner.com, panoramio.com

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *