Sant Gervasi recupera uno de sus tesoros verdes: los jardines de Muñoz Ramonet

 Manuel Yais
Publicado en junio 22, 2016

Jardins Muñoz Ramonet Sant Gervasi barcelona

Han permanecido cerrados al público durante años debido a un litigio con las herederas y desde 2015, lo han estado por motivos de rehabilitación; sin embargo, el pasado día 5, los jardines de Muñoz Ramonet, en Sarria Sant Gervasi en la zona alta de Barcelona, abrieron sus puertas a todo aquel que quisiera pasear por su entramado vegetal. Ahora, todos los vecinos, curiosos y turistas que lo deseen podrán disfrutar diariamente de este plácido rincón desde las 10.00 horas hasta la caída del sol.

Jardins Muñoz Ramonet Sant Gervasi barcelonaUn bonito estanque repleto de nenúfares, flores, diferentes especies arbóreas, enredaderas, estatuas y demás elementos decorativos en piedra… Es fácil perder la noción del tiempo en el interior de la finca. Los visitantes se agolpan estos días bajo las sombras que proyectan árboles, arbustos y pérgolas mientras se deleitan con el sonido de los pájaros y la visión del nuevo pulmón verde que ha ganado esta parte de la ciudad, uno de los tesoros más disputados de la historia de Barcelona que por fin ha podido abrir sus puertas al gran público, no sin antes proceder a un intenso trabajo de rehabilitación que ha devuelto al vergel su esplendor primigenio.

Los jardines de Muñoz Ramonet, de más de 3.500 metros cuadrados, fueron diseñados a principios del siglo XX por el gran paisajista del momento Jean-Claude- Nicolas Forestier, quien recibió el encargo de Ferran Fabra y Puig (1866-1944), segundo marqués de Alella y gran industrial textil de la época. Por lo tanto, el espacio reúne las características típicas de los jardines europeos de aquel entonces, un estilo del que la burguesía catalana quiso apropiarse para embellecer los accesos y exteriores de sus palacetes privados. Tanto es así que quienes paseamos por su trazado laberintico nos acordamos, irremediablemente, de esos jardines parisinos que tanto han hecho por la capital francesa, a los que debe buena parte de su encanto romántico y esa atmosfera apacible que envuelve a quien visita la ciudad.

El del 282 de la calle Muntaner guarda tras sus muros, además de un bello espectáculo vegetal, varias obras de arte que el Ayuntamiento de Barcelona quiere poner también al servicio del ciudadano a través de un espacio expositivo ubicado en las dependencias situadas en el interior de la finca.

El de Muñoz Ramonet se suma al gran número de espacios verdes que salpican Sarrià-Sant Gervasi haciendo de la zona alta de Barcelona una de las más apropiadas de la ciudad para el esparcimiento sosegado de sus vecinos.

Manuel Yais 656 335 332

Información patrocinada por Inmofinders especialista en pisos en la Zona Alta de Barcelona

Tags:

Escrito por Manuel Yais
Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona, MBA por Thunderbird School of Global Management (Arizona State University) y API AICAT nº 6022